¿QUÉ ES DERRIBANDO MITOS?

Derribando mitos es una iniciativa de Federación Argentina de Destilados y Aperitivos, cuya finalidad es lograr cero consumo de alcohol entre menores de edad, crear conciencia sobre los efectos del consumo nocivo de alcohol y fomentar la responsabilidad de las personas. Introduciendo mitos frecuentes, la campaña busca informar con base científica sobre la verdad detrás de los mismos.

MITO #1

El mito de que los adolescentes pueden beber un poco de alcohol, para que entiendan como se bebe de manera responsable, ¿será verdad o será mentira?

Los menores nunca deben beber alcohol. Son muchos los daños asociados con el consumo a edad temprana, como alteraciones del desarrollo cerebral, mayor riesgo de trastornos de salud mental, intoxicación etílica, lesiones y accidentes.

Puede perturbar las funciones del cerebro en áreas críticas como la motivación, la memoria, el aprendizaje, el juicio y el control del comportamiento. Así, no es de extrañar que a menudo tengan problemas familiares y sociales, bajo rendimiento académico, problemas de salud mental e incluso conflictos con la ley (NIDA,2014).

MITO #2

Todas las bebidas con alcohol producen el mismo efecto en el organismo ¿Verdad o Mentira?

El efecto no está determinado por el tipo de bebida que tomes sino por la cantidad de alcohol que consumas. Una medida estándar de cualquier bebida con alcohol contienen la misma cantidad de alcohol puro y producen el mismo efecto en el cuerpo. Por eso, se recomienda moderar la cantidad y no el tipo de bebida que tomas.

MITO #3

El mito de que tomar agua y comer, antes de beber alcohol permite disminuir sus efectos, ¿será verdad o será mentira?

La comida desacelera la velocidad a la cual el alcohol ingresa en el flujo sanguíneo, demorando su absorción. A su vez, tomar agua ayuda a disminuir la concentración de alcohol en la sangre.

Acompañar la bebida con comida, hace que el alcohol llegue a la sangre más lentamente. Con el estómago lleno, los enzimas encargados de degradar los alimentos tendrán más tiempo para actuar sobre el alcohol.

MITO #4

El mito de que el efecto del alcohol en hombres es igual que en las mujeres, ¿será verdad o será mentira?

Las mujeres tienen mayor índice de grasa corporal, lo que hace que metabolicen el alcohol más lento y sus efectos tarden más en eliminarse, pero también tienen menos capacidad de producir alcohol-deshidrogenasa, la enzima que contribuye a procesar el alcohol.

En promedio, las mujeres pesan menos que los hombres, además, el alcohol reside predominantemente en el agua corporal, y en comparación, las mujeres tienen menos agua en sus cuerpos, poniéndola en mayor riesgo. Lo importante tanto en hombres como en mujeres es no excederse.

MITO #5

El mito de que si necesitas bajar los efectos del alcohol debes: Beber café, tomar una ducha fría o hacer ejercicio, ¿será verdad o será mentira?

Ni el café, ni una ducha, ni hacer ejercicio revierten los efectos que producen el consumo de alcohol y la única manera de eliminarlos es esperar a que el cuerpo procese y elimine el alcohol lo cual tarda en promedio una hora por medida estándar, por eso es importante siempre consumir de manera responsable.

El alcohol es metabolizado principalmente por el hígado, a un ritmo constante independientemente de la cantidad que se haya consumido. Las duchas frías, el café o caminatas no revierten los efectos y, de hecho, pueden empeorar las cosas, por eso es importante siempre consumir de manera responsable.

MITO #6

El mito de que la estatura y el peso influyen a la hora de absorber el alcohol, ¿será verdad o será mentira?

La estatura, cantidad de grasa y peso en una persona son factores determinantes en como procesamos el alcohol. Si tienes una contextura grande o tienes sobrepeso tienes más sangre en tu cuerpo, por lo que la misma cantidad de alcohol se diluye más, causando menos estragos en el cerebro y en otros órganos que en personas más pequeñas y delgadas.

Lo importante es no exceder los límites de consumo responsable.

 Ferré, S. and O ́Brien, M. (2011). Alcohol and Caffeine: The Perfect Storm. J Caffeine Res.

MITO #7

El mito de que las embarazadas no deberían tomar grandes cantidades de alcohol, ¿será verdad o será mentira?

Las embarazadas nunca deben tomar alcohol, ni pequeñas ni grandes cantidades. El alcohol en la sangre de la madre pasa al bebé a través del cordón umbilical y puede causar aborto espontáneo, muerte fetal y una variedad de discapacidades físicas, intelectuales y del comportamiento para toda la vida.

Al estar embarazada lo que se come y bebe afecta al feto. El beber alcohol puede causarle problemas físicos y de comportamiento. Los niños que nacen con los problemas más graves causados por el alcohol sufren síndrome de alcoholismo fetal.

DERRIBANDO MITOS

Derribemos juntos el mito sobre los adolescentes y el consumo de alcohol.

Derribemos juntos el mito sobre la fortaleza de los diversos tipos de alcohol.  

Confirmemos juntos el mito sobre si tomar agua y comer disminuye el efecto del alcohol.

¿Quieres conocer cuánto sabes sobre alcohol?

Pon a prueba tus conocimientos aquí.